Seleccionar página
Cupones descuento Banggood

El sector de los juegos móviles ha tenido un constante crecimiento durante los últimos años. Ahora, con la situación de la pandemia global del Coronavirus, se han hecho aún más populares. Sin embargo, hay ciertos peligros a los que hay que estar atentos cuando dejamos a un niño con juegos móviles, en especial cuando es un juego con micropagos como lo puede ser PUBG Mobile.

Recientemente, se han presentado dos llamativos casos en los que jóvenes usaron las cuentas de sus padres gastando una gran cantidad de dinero real en micropagos. Mientras que uno involucra los ahorros para vacaciones una vez que la pandemia se supere, en otro se ven comprometidos los ahorros médicos de toda una familia.

 

Ahorros vacacionales gastados en Roblox

 

 

El primer caso lo protagoniza una niña de 11 años. Primero, su padre pagó 4.99 libras por un juego muy popular llamado Roblox. El padre pensó que era un pago único en su tarjeta de débito, pero no sabía que en el juego se integraban micropagos, los cuales se descontarían de su tarjeta de crédito. En una conversación con la BBC, dijo: “Mi hija me dijo que todos sus amigos estaban jugando este juego y que quería gastar 4.99“.

Desafortunadamente, su hija terminó usando 4.642 libras (5800 dólares) de su tarjeta de débito. Su padre ahorró este dinero para irse de vacaciones después de que acabara la pandemia. Sin embargo, esta historia tuvo un final feliz, ya que Roblox emitió un reembolso al padre.

 

Los ahorros médicos familiares gastados en PUBG

 

Super September sale party

 

Este otro caso ocurrió en la India y el juego protagonista es el popular Battle Royale PUBG Mobile. Un adolescente gastó 21.000 dólares de los ahorros de su padre. El padre es un empleado del gobierno que ahorró el dinero para los gastos médicos de su familia. El adolescente eliminó todas las notificaciones de transacción que llegaron al teléfono.

El joven usó dinero de hasta 3 cuentas bancarias que hizo su padre. El padre dice que una de las cuentas era para su hijo, una para su madre y una cuenta para ahorros. Aquí podemos ver que el adolescente no tiene idea alguna del valor real del dinero. Por lo tanto, su padre lo hizo trabajar en un taller mecánico para que aprendiera de ello.

 

 

Actualmente no se sabe si hubo un reembolso​ para esta gran suma de dinero. Incluso la comunidad ha creado una petición en Change.org para que los padres recuperen su dinero. Esperamos que esta situación pueda tener el mismo final del caso anterior.

Fuente: elrincondechina

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This